Inmunoterapia y cáncer de pulmón

La inmunoterapia, también conocida con el nombre de terapia biológica, es un tratamiento que ayuda al propio sistema inmunológico del paciente para combatir el cáncer de pulmón.

¿Todos los pacientes con cáncer de pulmón pueden tratarse con inmunoterapia?

Actualmente, la inmunoterapia tiene indicaciones muy precisas en pacientes con cáncer de pulmón. No todos los pacientes con cáncer de pulmón se benefician con la inmunoterapia. La inmunoterapia es un tratamiento nuevo en cáncer de pulmón y sus indicaciones se encuentran en estudio y constante revisión. Es por esto muy importante que la indicación de la inmunoterapia sea realizada por un profesional especialista en cáncer de pulmón.

¿Es efectiva la inmunoterapia en cáncer de pulmón?

La inmunoterapia ha demostrado mejorar los resultados en pacientes con cáncer de pulmón que tienen determinadas características. Para evaluar si un paciente con cáncer de pulmón podría beneficiarse de la inmunoterapia, el profesional realizará una evaluación que incluirá determinar la etapa de evolución del cáncer de pulmón, los tratamientos previos realizados y la presencia de ciertas características moleculares células inflamatorias en las biopsias del tumor.

¿Qué efectos adversos tiene la inmunoterapia?

Los efectos adversos de la inmunoterapia tienen que ver con reacciones en la piel, similares a una reacción alérgica, así como problemas en los pulmones, intestinos y sistema endócrino. Sin bien por lo general los efectos adversos son mejor tolerados que con la quimioterapia, éstas reacciones pueden necesitar atención y tratamiento inmediato.

Un poco más sobre la inmunoterapia y el sistema inmunológico

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es un sistema de nuestro organismo que se ocupa de defendernos de agresiones que nos puedan ocurrir. Las infecciones son un tipo de agresión; otro tipo de agresión puede ser la transformación de células normales en células tumorales.

Cuando el sistema inmunológico detecta que hay células en el organismo que están transformándose en tumorales, el mismo se encarga de eliminarlas. Esto ocurre mediante un complejo mecanismo en el que intervienen células especializadas del sistema inmunológico y mediadores químicos.

Si el sistema inmunológico se ocupa de eliminar células tumorales, ¿por qué puede desarrollarse un tumor de pulmón?

La inmunoterapia en el cáncer de pulmón

El hecho de que el sistema inmunológico se ocupe de eliminar células tumorales, no garantiza que alguna de estas células pueda seguir creciendo y desarrollar un tumor que tiempo después sea detectado clínicamente.

Así como el sistema inmunológico puede detectar estas células tumorales incipientes, las mismas células tumorales, desarrollan mecanismos para evitar ser eliminadas por el sistema inmunológico y reproducirse.

¿Cómo hacen las células tumorales para evitar al sistema inmunológico?

Uno de los mecanismos que utilizan las células tumorales para evitar al sistema inmunológico es el uso de los llamados controles inmunitarios. Los controles inmunitarios son controles fisiológicos de nuestro organismo, que existen para que nuestro sistema inmunológico no ataque células que no debe eliminar. Es un sistema de vigilancia que mantiene al sistema inmunológico bajo control. Las células tumorales se valen de este mecanismo, lo sabotean y evitan así ser atacadas por el sistema inmunológico. De esta manera pueden crecer y diseminarse.

¿Cómo funcionan los controles inmunitarios?

Los controles inmunitarios más estudiados son dos: el llamado CTLA-4 (por su nombre en inglés, cytotoxic T-lymphocyte antigen-4) y el PD-1 (por su nombre en inglés, programmed death-1). El CTLA-4 y el PD-1 son proteínas que se encuentran en la superficie de algunas células del sistema inmunológico y sirven para moderar e inhibir su funcionamiento. Sirven como un mecanismo de control para que la respuesta inmunológica no sea desenfrenada y pueda ser atenuada o interrumpida. Las células tumorales se valen de este mecanismo, interactúan y activan al CTLA-4 y al PD-1 y así inhiben al sistema inmunitario, evitando ser atacadas.

Entonces, ¿cómo funciona la inmunoterapia?

La inmunoterapia funciona interfiriendo la interacción entre las células tumorales y los controles inmunitarios. De esta manera, se suprime la inhibición ejercida por el tumor y así el organismo puede hacer uso del sistema inmunológico para defenderse. Específicamente, en cáncer de pulmón se utilizan medicaciones que bloquean al PD-1 y se conocen como inhibidores de los controles inmunitarios.

Los inhibidores de los controles inmunitarios han revolucionado el tratamiento del cáncer de pulmón, especialmente en pacientes con enfermedad avanzada. Al día de hoy, sus indicaciones son muy puntuales. No están indicados en todos los pacientes. Es importante el tratamiento con un profesional especialista en cáncer de pulmón para determinar cuál es el mejor tratamiento en cada caso.

 

Si bien la información presentada trata de ser precisa, de ninguna manera reemplaza la opinión de un médico especialista.

0 Shares